domingo, 8 de octubre de 2017

Metodo de estudio convencional. Peculiaridades. Ventajas e Inconvenientes

METODO DE ESTUDIOS CONVENCIONAL. Peculiaridades, ventajas e inconvenientes.



Cuando vamos a clase, al instituto, Universidad, es el profesorado quien marca las pautas de nuestro aprendizaje, se ciñe a la programación y nosotros, le seguimos.


Hablamos de profesionales que saben que es lo que se va a exigir el día del examen, así que tanto las tareas que nos envían para casa como las clases que imparten van encaminadas a que nosotros cumplamos esos objetivos.

Un buen profesor sabe transmitir las ideas, mantener nuestro interés y es consciente de las partes más difíciles que componen los temas que se explican en clase, por lo que suelen remarcar e insistir sobre ciertas materias para facilitar que lo asimilemos.

Pero no todo el trabajo es suyo, nosotros debemos poner de nuestra parte. Ya que disponemos de profesorado como un fantástico recurso, debemos aprovecharlo

Normalmente comienzan un tema mediante una introducción para que te metas en materia, explicándonos de que va, si tiene relación con otro tema anterior o con otra asignatura o módulo…

Remarcará lo más importante de cada uno de los temas que forman el plan de estudios para que nos queden claros.

Enfocado en esas partes del tema más importantes, nos pondrá tareas para asimilar mejor lo que hemos dado en clase.

Lo tenemos ahí para resolver nuestras dudas, y las de nuestros compañeros, no nos olvidemos que a veces los demás plantean dudas muy interesantes que a nosotros nunca se nos hubieran ocurrido.  Una de las cosas más chulas de ir a clase es lo que estimula oír las preguntas de nuestros compañeros, bien porque las sepamos antes de que el profesor les conteste, o bien porque sean cosas que no se nos habían ocurrido a nosotros.


También hay algunos profesores que indican el tema que se va a dar al día siguiente y recomiendan su lectura previa para luego al día siguiente de clase poder comprender todo con más facilidad. Realmente es muy útil, os lo aseguro.

Otra técnica muy habitual del profesorado consiste en dictarnos en clase algunos conceptos especialmente importantes en el tema que estamos dando, o bien nos hace unos esquemas en la pizarra jerarquizando las distintas materias del tema.

Aprovecha que vas a clase, permanece siempre atento, toma notas, pregunta y participa todo lo que puedas.  Si haces esto no te costará mucho tener un buen resultado al final de curso.

TRUCOS PARA TOMAR APUNTES DE LO QUE DICE EL PROFESOR.

Primero pon el título.

Si mientras el profesor va hablando tú vas cogiendo notas conseguirás permanecer atento sin distraerte y no perderás en ningún momento el hilo de la clase.

Reconoce en las explicaciones que os de, cuáles son los puntos principales, e intenta establecer una jerarquía en ellos en cuanto a la importancia, para formar una secuencia que luego te resulte más sencilla de memorizar una vez estés en casa repasando tus apuntes.

Escucha las repeticiones del profesor, y repite tú mismo en casa cuando estudies esas mismas cosas.

No te quedes con dudas, pregunta TODO lo que te haga falta.

Aprovecha esos momentos en los que el profesor lanza preguntas a la clase para contestar y asegurarte si estás en lo cierto.  También hay algunos profesores que tienen en cuenta el interés del alumno y esto quizá te pueda favorecer si luego vas a pedirle que te revise un examen.

Conviene disponer de una libreta o fichero para cada una de las asignaturas o módulos que estemos estudiando. Ahí tendrás tus apuntes.  También tendrás tus esquemas y resúmenes.  Refleja en esa libreta todo lo que trabajes esa asignatura y tendrás un estupendo material de cara a prepararte los exámenes.

Lo de la escucha activa, prestar atención a lo que se dice en clase y tomar notas, es algo que si aprendes a hacerlo bien, te será útil a lo largo de toda tu vida, tanto para otros estudios, si continúas estudiando más, como en conversaciones de otros ámbitos (privadas, laborales…)


ASPECTOS NEGATIVOS DEL MÉTODO DE ESTUDIO TRADICiONAL

A veces los colegios e institutos no reúnen unas características ambientales que favorezcan la concentración del alumnado. Me refiero a factores como

*el ruido ambiental (tráfico, voces en el pasillo…)
*frio
*calor
*sol directo sin persianas
*sillas y mesas no ergonómicas

Pero también hay otra serie de factores que pueden hacer que nos desconcentremos a la hora de estudiar:

*Compañeros que no tienen interés en ir a clase.  Por desgracia a veces en las aulas nos toca convivir con alumnos que están ahí por obligación sin ningún tipo de interés.  Es más importante la obligación de escolarizarlos que el derecho a aprender de los demás, pero bueno, esto es una opinión personal.  Estos chicos y chicas pueden entorpecer la marcha de toda la clase, aunque a veces, si hay suerte, aparece algún profesor capaz de hacerles cambiar de actitud.  Cuando nosotros queremos centrarnos en la materia y tenemos este tipo de compañeros que no respetan el orden en clase y profesores que no lo imponen y padres que no se preocupan por cómo se comportan sus hijos en clase, pero cuando los expulsan aparecen indignadísimos en el instituto defendiendo a sus hijo,  es complicado mantener la atención.  Sin orden y silencio no se puede aprender, y toca echar horas en casa para compensar, desgraciadamente.

*Nuestros propios problemas:  a veces intentamos escuchar al profesor, pero nos viene a la mente, las risas de unos compañeros cuando hemos pasado por delante, historias de desamor, problemas con nuestra familia… y todas estas cosas negativas invaden nuestro pensamiento y nos ponemos a darle vueltas a la cabeza en vez de estar concentrados en la clase del día.  Hay técnicas para evitar este tipo de cosas, pero quizá pueda ser algo más serio, así que si notas que estos problemas te desbordan busca ayuda en tu familia y en algún profesional si es necesario.

*Temas muy difíciles.  Puede ser que un tema no nos entre de ninguna manera y nos ofusquemos y tiremos la toalla.  Pero eso no se debe hacer.  Puede ser que realmente se trate de una materia muy complicada y que no sea nuestro fuerte, pero también puede ser que nuestro profesor no lo sepa explicar correctamente por el motivo que sea, quizá el mismo tampoco la lleve muy controlada.  Busca ayuda, a lo mejor algún compañero de clase te puede echar una mano, o si te ves muy apurado y temes no aprobarlo quizá convendría buscar clases particulares.  A lo mejor incluso algún vídeo explicativo en youtube, que igual hasta lo hay.

*Lo contrario, temas demasiado sencillos:  Pues lo que no debemos hacer cuando nos encontremos con que el tema que toca está “chupao” es dejar de atender.  Conviertelo en una oportunidad de repasar todo otra vez, porque si te relajas igual resulta que siendo un tema “tan chupao” resulta que no sacas una nota muy alta.

*Cuando no nos gusta un tema.  ¡Eso nos ha pasado a todos!  Y no con un tema, sino con toda una asignatura al completo.  Es inevitable que nos invada la sensación de estar perdiendo el tiempo, y que ello nos lleve a despistarnos de lo que pase en clase.  Por desgracia hay que esforzarse y plantarle cara en firme a ese aburrimiento.  Es que no hay otra.  A veces también puede ser un poco culpa del profesor, intenta buscar otras fuentes si es el caso, en la biblioteca o internet.



En resumen, estudiar por el medio tradicional, en clase y con profesores, implica que los alumnos en clase no solo aprendemos, sino que demostramos que estamos atentos participando y tomando notas y mediante dudas mostramos nuestro interés en la materia.  El profesor se fija en lo que hacemos, detecta nuestra actitud y si es observador, se percata de cuando un tema está claro y cuando no.  Y en algunos casos nuestra actitud en clase puede dar un empujoncito a nuestra nota final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El tiempo se me acaba, ¡el examen ya está ahí!

Queridos amigos.   Se me acaba el tiempo, cuando tengo el examen a apenas dos meses en los que pensaba dedicarle las 24 horas d...