viernes, 24 de noviembre de 2017

Apuntes de Blogger. Escribir un blog como idea de negocio on line.


Apuntes de Blogger.  Escribir un blog como idea de negocio on line.




Muchos de nosotros, en vista de pocas perspectivas laborales y sueldos irrisorios, en uno u otro momento nos hemos planteado la posibilidad de emprender desde casa.  Y sobre todo, de montar un negocio on line.  Y no es mala idea, de hecho si haces alguno de los cursos de Google Activate, podrás conocer la importancia que está adquiriendo el comercio electrónico con respecto al negocio convencional.


Lo primero que que nos tenemos que preguntar es 


¿Qué puedo hacer?

La cosa tiene más intringulis de lo que en un principio pudiera parecer. No se trata de hacer algo que se nos haya ocurrido de repente, lo que a otros les ha ido bien, una cosa que hemos viso en la tele...

Somos nosotros quienes debemos respondernos. Pero no partiendo del "sí autocomplaciente" si no analizado de modo realista y sin dejar de hacer números teniendo en cuenta siempre cual sería nuestro punto de partida. Puede que lo que en un principio tuviéramos en mente, una vez analizado no sea factible. Pero hasta que no nos sentemos y pensemos a conciencia no lo vamos a tener nada claro. La cautela debe ser tan importante como nuestras ganas de emprender.

Si estamos pensando en escribir algo en internet... tendremos que saber todo lo que conlleva tener presencia y en la red y todo lo relativo a ese tipo de comunicación, que tiene su lenguaje propio y diferente a los medios tradicionales.  Queremos que las marcas confíen en nosotros, se anuncien en nuestro blog o web, y queremos que quien nos lea, nunca deje de hacerlo. Evidentemente, si ni unos ni otros llegan a nosotros... todo será en vano.

Si ya tenemos algo por ahí colgado, podemos echar un vistazo a la posición que ocupamos en la red.  Se puede hacer un estudio de presencia, cual es nuestro potencial de impacto, de repercusión, cosas que los clientes o lectores han dicho de nosotros, quiénes son.

Hoy en día no vale con pensar "mis textos tiene que estar presente en internet".  Es que nuestro negocio tiene que estar, de una manera u otra, no hay ni que pensarlo.

Pero ¿que puede pasar?  Pues a lo mejor, el tema sobre el que pensamos escribir, resulta que hay tropecientos autores hablando de lo mismo, o que por contra, queremos escribir sobre algo que apenas nadie va a leer.  Quizá nos encontremos con que no valga la pena, y continuar escribiendo por puro placer.

Imaginemos que queremos dedicarnos a hablar de cine y de actores.  No tendremos la misma estrategia que un blog en el que se habla de moda coreana, o de cosmética natural. Evidentemente, tendremos que adaptar nuestras estrategias hacia la gente que pensamos puede estar interesada en leernos.  Q



¿qué voy a necesitar?

Cuando tengamos claro, qué queremos ofrecer, cual va a ser nuestra estrategia y qué es lo que vamos a necesitar, tendremos perfilado parte de nuestro proyecto.

¿Web? ¿Blog corporativo? ¿Páginas en FBK? ¿Estrategia de mktg? ¿de todo un poco?
  


¿TIENE MI PROYECTO LA SUFICIENTE SOLIDEZ?


Necesitamos tener claro hasta qué punto nuestra idea es sólida para poder llevarla a cabo. En este punto, nos plantearemos todas estas cosas:
  • Mi competencia. ¿Qué hace? ¿Voy a ser imitador? ¿O me voy a desmarcar dentro del mismo terreno?  Una cosa importante.  En el tema blogger la "competencia" no lo es tanto, porque si estamos escribiendo de un tema que nos mola, y otro también escribe de eso, lo lógico sería que nos molara leer al otro.  De hecho lo más interesante suele ser llevarse bien e incluso, desarrollar colaboraciones.
  • Novedades, tendencias.... no debemos dejar de informarnos hacia donde va el mercado, las tendencias de consumo, etc. en el campo en el que nos movemos.
  • ¿Lo tengo todo lo suficientemente planificado para poder seguir los pasos necesarios? ¿He definido correcta y realistamente mis objetivos?
  • Los ordenadores, internet, funcionan bajo nuestras órdenes, pero no hacen milagros.  Tenemos mucho trabajo por delante. ¿Somos capaces de hacerle frente?  Escribir con la suficientre frecuencia, currarnos las fotos como la audiencia se merece, estar presente en redes y atender a todos los comentarios... parece fácil, pero supone mucho, mucho tiempo y a veces enfrentarnos a haters, trolls, etc.  Hay que tener mucha confianza en sí mismo para no decaer ante todo esto.
  • No presupongas que porque tú te compres dos abrigos cada invierno, y siempre negros, los demás van a hacer exactamente lo mismo.  Es totalmente improductivo tomarnos a nosotros mismos como ejemplo sobre las actitudes que los demás frente a las cosas.  Aprende las técnicas y las fuentes para obtener información de este tipo y, por supuesto, analiza los datos  a fondo.  Además, si no queremos que nuestros lectores pierdan interés debemos estar atentos ante las determinadas tendencias  que puedan surgir en nuestra temática, por lo que no debemos perder comba, ni antes... ni durante.
  • Esas historias de gente, bloggeras que lo petan... no son lo que parecen.  Detrás siempre hay una enorme planificación, contactos, tiempo... y lo más seguro es que hayan invertido en posicionamiento para poder llegar a donde han llegado... y mantenerse.
  • No sabremos si una idea funciona hasta que no la ponemos en marcha.  Sopesa lo que puedes perder, y... EXPERIMENTA.
  • Lo más complicado, a mi entender de todo esto, pero que por desgracia es necesario, es la parte en la que diseñamos los objetivos para cada una de las acciones de promoción de nuestra web o blog que desarrollemos para obtener nuevos lectores.  Solo así seremos capaces de evaluar si hemos tenido éxito...o no.
  • Algo básico y primordal:  Si no tienes una buena ortografía usa un corrector o busca tus libros de texto de la ESO, o lo que sea.  La mala imagen que da un uso incorrecto del idioma escrito puede generar desconfianza en tus posibles clientes.
Lo importante es que seas visible.  Y eso es otra.  Porque podemos tener una web superchula pero que no la visite nadie porque nadie sepa que existe.  Aquí de nuevo tenemos el dilema de ser nosotros mismos quienes hagamos difusión (lo ideal sería formarse) teniendo en cuenta nuestro target, y todo eso, o buscar profesionales o empresas en los que delegar esta parte del negocio.

Así pues queda claro que si bien no se trata de algo fácil, tampoco es imposible, pero eso sí, requiere de inversión tanto de tiempo como de dinero.  Quizá esa inversión no sea solo en producto o en empresas que nos den sus servicios...sino también en nuestra propia formación.  Hay un montón de tutoriales, pero también hay cursos de pago que no son caros y donde realmente se aprende más en serio.

¿A QUÉ RIESGOS ME EXPONGO? 

Si no somos muy serios a la hora de establecer los parámetros de seguridad tanto en nuestra web como en los métodos de pago, nos arriesgamos a que algún hacker nos haga la puñeta, robando datos nuestros y de nuestros suscriptores,  y nos estafe a nosotros o a nuestros clientes.

Una cosa que nos puede deprimir un poco es no conseguir una suficiente cantidad de lectores para que nuestro espacio sea rentable.  Cada vez hay más gente lanzándose al tema del blog, por lo que la competencia es algo que va "in crescendo".  Si queremos seguir adelante, no hemos de escatimar esfuerzos en llegar a esas personas que queremos que nos lean, necesitamos que nos encuentren cuando busquen.  De vez en cuando no está de mal hacer un parón y mirar a ver si estamos fallando en algo, si alguna de las cosas que hemos publicado ha tenido más repercusión, o menos, por qué ha sido... etc.

Debemos ser consecuentes con nuestras posibilidades a la hora de comprometernos con nuestro lector.  Nos diseñaremos un calendario de publicaciones para que nunca de la sensación de estar "muerto".

Internet está abierto al mundo entero y eso supone que tengamos una idea y que a lo mejor, ya haya otra persona viviendo de esa idea o de otra parecida.  Si no tenemos una idea innovadora, no quiere decir que no podamos tener éxito, sino que debemos ser conscientes de cuáles son las posibilidades que realmente tenemos de hacernos hueco en mercados ya existentes.

Otra cosa a tener en cuenta es si aquello que tenemos intención de ofrecer suscita interés, si va a ser vendible o no.  Es tan complicado competir en un mercado saturado como sacar algo nuevo y arrasar con las ventas partiendo de la nada.

Es  necesario diseñar la manera en la que vamos a medir el éxito de nuestro negocio, web, blog....  Los resultados han de parecerse a los objetivos que nos habíamos planteado.  Eso lo hemos de diseñar siendo realistas y sobre todo, sinceros con nosotros mismos.


Como hablábamos en el párrafo anterior, eso de tener claro nuestros objetivos nos ayuda a diseñar la estrategia.  Y una vez diseñada la estrategia, reflexionaremos sobre las acciones que podríamos emprender para acercarnos a ella.  Veríamos cuales se adaptan a nuestra economía y nuestros conocimientos y si se han de delegar o las podemos desarrollar nosotros mismos. OJO no se trata de algo solo para despegar con nuestro negocio, sino que hablamos de una serie de actividades que tendremos que realizar siempre, constantemente, para que todo funcione como queremos, exactamente lo mismo que mirar el correo electrónico.

Ahora ya podemos introducirnos en lo que es el SEO.  Estamos hablando de los "truquis" de las empresas para salir en los primeros resultados de Google, cuando alguien busca algo.

Piensa que te quieres comprar un gorro con un cuerno de unicornio.  Buscas en Google.  Lo primero que te sale, esas primeras tiendas, digamos que están "mejor posicionadas" porque es más fácil que entres en ellas y compres que en los resultados de la página siguiente.  De hecho muy pocos usuarios llegan a pasar de página y se quedan en la primera, con lo que los resultados que da Google al usuario son de vital importancia cuando queremos vender algo. Digamos que estar en la primera página es como estar en la Gran Vía y estar en la 4  o 5 es estar en un callejón de un pueblecito de Teruel.

Creo que esto del seo es de las cosas más importantes y, sinceramente, si no tienes intención de aprender sobre ello, no vale la pena que te esfuerces en tener tu web, tu blog, etc... aunque vayas a delegar en una empresa, tienes que saber de qué va para saber si estás obteniendo los resultados por los que estás pagando.

Te dejo un enlace interesante Las 10 reglas de oro del SEO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El tiempo se me acaba, ¡el examen ya está ahí!

Queridos amigos.   Se me acaba el tiempo, cuando tengo el examen a apenas dos meses en los que pensaba dedicarle las 24 horas d...