domingo, 3 de diciembre de 2017

Prendas cómodas bonitas que te suben la moral para estudiar.

Mi uniforme de opositora:  Prendas cómodas y divertidas que me suben la moral.

Yo no sé a vosotras, pero a mí eso de levantarme de la cama y ponerme a estudiar con el mismo pijama que llevaba, por muy cómodo que sea, no me funciona.  Lo mismo me pasa con la ropa de estar por casa esa que reciclas porque ya no está en condiciones para llevarla cuando salimos al mundo exterior.




Para mí, ponerme a estudiar, igual que cuando me siento a vender cosas online, o me sentaba hace unos meses, o a hacer cursos a distancia... son actividades que me exigen "meterme en el papel", no sé si me entendéis.  Son cosas que hago en casa, pero no son cosas que tengan que ver con la casa. No se trata de arreglarme como si fuera a salir a la calle, pero sí de ir decentemente vestida y con prendas que me suban un poquito el ánimo. Es como si al quitarme el pijama y ponerme otro tipo de prenda se apoderara de mí "mi otro yo", se produjera con más facilidad ese cambio de rol de "maruja de mi casa" a "estudianta talluda".   


Una agenda molona también alegra nuestro escritorio

Cuando estoy en mi mesa poniendo anuncios, o con esto de las opos, me gusta, igual que a muchas mujeres que trabajan en una oficina, tener un cacharrito para los lápices que sea mono, una agenda bonita, libretas chulas... y con la ropa, pues me pasa 3/4 de lo mismo.

El caso es que este año, al sacar la ropa que tengo de estar por casa, la mayoría de ella de tejido polar, me ha surgido un problema que no tenía los años anteriores, y es que en el brazo con el que manejo el ratón, la fricción del mismo con la mesa en la que estudio me da descargas electrostáticas, por lo que he tenido que desterrar ese tipo de tejido, al menos por la parte de arriba.  Así que sin quererlo, me ha tocado renovar. No es que vaya a tirar toda esa ropa, porque me viene de perlas para realizar otro tipo de actividades, como ejercicio físico o cuando limpio en casa, o simplemente, cuando no estoy estudiando.

Considero que la mejor alternativa a la ropa polar, es la de algodón, un tejido natural al que cada vez soy más adicta y que forma parte de muchas prendas de las que más a gusto llevo.  Así que, después de cotillear por intenet, ví un par de cosas interesantes en la web de H&M y el otro día por la tarde, me acerqué acompañada de mi hombre, a la tienda que hay en L'Epicentre en Sagunto a echar un vistazo.

Aproveché y me compré un vestido básico que me hacía falta, pero la compra principalmente fue de ropa de algodón para estar por casa.  Porque si tenemos que estar tantas hora llevando una prenda determinada, si es de un tejido natural, como el algodón, mejor ¿no os parece?

Lo primero que hice, como amante del ahorro que soy, fue irme a esa percha en la que ponen las cosas rebajadas, con descuento, etc., donde siempre suelo encontrar algo interesante.  Y me encontré estos pantalones de chandal estilo "militroncho".


Este es un tipo de estampado que nunca llevo, pero... caray, por 7€  y un tacto muy agradable me pareció una buena opción.  Creo que es una buena manera de mentalizarse de que esto de las oposiciones implica mucho de mí y tengo que luchar por ello con todas mis fuerzas... y oye, los que luchan por los países... ¿no son los militares?  Pues nada, cada vea que me los ponga, me sentiré y lucharé como una guerrillera  por memorizar la Ley 39/2015.


Luego me fui a la zona de sudaderas de algodón, de las que por cierto, había un montón.  El problema es que casi todas eran de Divided, cuyas XL me suelen quedar justillas por el pecho y las evito porque me lo marcan mucho; pero como se trataba de ropa para estar por casa en la que nadie me va a decir si tengo más o menos tetas, la verdad es que no me mareé mucho y me cogí tres.  Porque es que encima había una oferta en las que algunas prendas de la nueva temporada tenían el 30% así que de 13€ se me quedaban en 9.  

Esta digamos que es la más discretita y que quizá algún día si que la use para fuera de casa, ya que al ser negra  no me veo tan voluminosa.  El estampado me parece muy femenino y acogedor para los largos días sentada en mi mesa frente a mis pdf's y mis apuntes de loca.




... y si hablábamos de carganos de buenas vibraciones a la hora de estudiar... ¿Cómo me iba yo a resistir a un estampado semejante? Arcos iris, unicornios, labios, perritos lilas... ¡Totalmente imprescindible para subirle la moral a una opositora madura!  En la vida me pongo yo un estampado así para ir por la calle, la verdad es que suelo ir bastante sobria por mi silueta. Yo entiendo que cada uno se puede vestir como le da la gana y yo me siento más cómoda dentro de una imagen sobria, profesional, con algún toque discordante, así que  cuando veo estas cosas, me gustan pero no para llevarlas por la calle, así que existiendo la posibilidad de disfrutar de este tipo de estampado dentro de casa... ¿por qué no hacerlo?

...y la otra sudadera que por desgracia no aparece en la web es gris y está llena de gatitos en plan sushi... y yo que vivo entre gatos, duermo con gatos, estudio con gatos y todo con gatos, pues no me pude resistir.  ¿Irme a casa con ese disgusto? Nooooo. 



Como no está en la web os pongo una foto para que veáis el estampado.  Es que están "pa comérselos".


Pues nada, esta ha sido mi aventura con la ropa que me he comprado para estudiar.  Quiero dejar claro que no me suelo gastar mucho en ropa, soy de las personas que prefieren tener poco y llevarlo a gusto a tener un armario lleno de cosas de las que solo usan la mitad.  No estoy sugiriendo ir de compras para ponerse a estudiar, ojo, de lo que estoy hablando es de sentirnos lo mejor posible con nosotros mismos y rodearnos de cosas (ropa incluida) que nos hagan sentir mejor, que nos hagan sentir que nos mimamos porque nos lo merecemos. 

Aquí me tenéis, profundamente afectada por el dichoso ordenamiento jurídico con una de las sudaderas


Y mientras seguiré por aquí, volviéndome igual de loca con los apuntes.  ¡Hasta otro ratito! No dejéis de asomaros por  #apuntesdeunaopositora



No hay comentarios:

Publicar un comentario

EVES: Méritos, Oposición, Bolsa...

EVES es la Escola Valenciana de Estudios para la Salud, vamos, un centro formativo en lo relativo a sanidad y todo eso.  Está relacionad...